Blog dickmanns Blog
Blog / Visitamos las "Neveras", pozos de nieve en la Sierra de Mariola, Alicante.

Visitamos las "Neveras", pozos de nieve en la Sierra de Mariola, Alicante.

Estas construcciones se usaban para almacenar la nieve que luego se vendía a las ciudades cercanas. La mayoría fueron construidos a principios del siglo XVIII, y muchos tenían una cúpula de mampostería construida sobre dos o más arcos temporales.

Sept. 26, 2018
agres

Estas construcciones se usaban para almacenar la nieve que luego se vendía a las ciudades cercanas. La mayoría fueron construidos a principios del siglo XVIII, y muchos tenían una cúpula de mampostería construida sobre dos o más arcos temporales.

Dentro del Pozo, la nieve era compactada pisándola. Cuando se obtenía una capa de nieve dura de un metro aproximadamente, se separaba con una capa de paja. Una vez llena, se agregaba una capa más gruesa de paja y las puertas se sellaban cuidadosamente para mantener la temperatura.

Con la llegada del período estival (y en especial en las dos celebraciones del verano: el 25 de julio y el 15 de agosto) se extraía la nieve del pozo para la fabricación de refrescos y helados, y era transportada tirada por mulas o burros durante la noche para reducir las pérdidas. La nieve utilizaba para conservar alimentos, mantener las bebidas frías y con fines médicos durante 4.000 años o más, pero fue entre los siglos XVI y XIX cuando esta industria alcanzó su punto máximo en este área. Este período fue especialmente frío y lluvioso y la nieve se convirtió en un artículo popular de consumo generalizado. Los pozos de nieve cayeron en desuso hacia el final del siglo XIX con la llegada del hielo industrial.

A tan sólo media hora en coche desde nuestra sucursal en el aeropuerto de Alicante, encontramos la sierra de Mariola, un lugar donde se puede disfrutar de una buena caminata visitando algunos hermosos pozos de nieve de los siglos XVIII y XIX.

Comenzando nuestra ruta en Muro de Alcoy, nos dirigimos a la "caseta del guarda", donde podemos disfrutar de una vista de 360º de toda la zona, el lugar perfecto para algunas fotos, especialmente si el clima es dulce y soleado. Desde allí, podemos seguir las rutas indicadas disponibles para los diferentes pozos de nieve.

Nuestra primera parada es en la "cava de la habitación", construida a principios del siglo XVIII, es una de las mejor conservadas. 300 años después de su construcción, aún conserva perfectamete su cúpula de mampostería.

También visitaremos el "Cava Gran", el más famoso de la zona. Construido en el siglo XV tiene 15 m de ancho y 12 m de profundidad, y aún conserva la estructura hexagonal que la ya desaparecida cúpula. Por medio de unas escaleras, se puede acceder al interior del pozo a día de hoy.

La "Cava del Buitre" está muy bien conservada, aunque fue construida en el siglo XVII, cuenta con tres pequeñas ventanas en la base de la cúpula y una puerta de dos metros de altura para acceder al interior.

Nuestra última visita, la "Cava de Don Miguel" está bastante cerca de la cima del "Portillo". Tiene 15 m de ancho y 10 m de profundidad. No te pierdas el muro de mampostería construido en el siglo XVII

Esta es una ruta de dificultad media para caminar, pero las vistas bien valen la pena. No es recomendada para niños menores de 10 años, especialmente si no están acostumbrados a caminar en las montañas. Se necesitan entre 3 y 5 horas para visitar todos los pozos de la ruta, pero puedes elegir qué rutas seguir ya que la zona está llena de carteles indicativos por lo que es prácticamente imposible perderse.

Recuerda comprobar la meteorología antes de hacer tu visita y que con la ayuda de todos, podemos mantener la montaña limpia. Disfruta del día en la naturaleza, pero sobre todo, #DisfrutaDelViaje.


DÉJANOS TU OPINIÓN


Comentarios:

Todavia no hay comentarios :(